Turismofobia: las ciudades que odian a los turistas

El periódico británico The Independent publicó recientemente un ranking de los 8 grandes destinos de todo el mundo donde “más se odia a los turistas”. Por desgracia para nuestro país, una de nuestras ciudades aparece en la lista: Barcelona. No es para sentirse muy orgulloso.

Como explica este diario: “no todos los rincones del planeta ofrecen a los turistas una cálida bienvenida”. De hecho, en algunas ciudades ya han adoptado medidas para restringir la llegada masiva de visitantes. Turismofobia, lo llaman. Justo lo contrario que se hace en el resto del planeta, donde el turismo se recibe como una bendición y es un sinónimo de prosperidad económica. El debate es complejo, pues sin poner en duda todas las virtudes del turismo, es cierto que también trae consigo algunos inconvenientes.

Los destinos que “más odian” a los turistas

Islas Koh Khai (Tailandia). En el país de la “eterna sonrisa” hay un lugar en el que los turistas son recibidos con una mueca torcida. La degradación del entorno natural, especialmente los arrecifes de la costa, debido a la presencia masiva de turistas, ha llevado a las autoridades a decidir restringir su llegada.

Buthan. En el apacible y aislado reino del Himalaya los visitantes no son bienvenidos. Hacen ruido y no respetan las costumbres locales. El gobierno aplicó una tasa de 190 dólares para entrar al país, confiando en ahuyentar así a los turistas.

Barcelona (España). Des de la llegada de Ada Colau a la alcaldía se han paralizado las licencias para abrir nuevos hoteles, se ha empezado a perseguir el alquiler turístico y se estudia elevar la tasa turística que ya existe. Pintadas lamentables como la que aparece arriba contribuyen a incrementar el clima de hostilidad hacia los visitantes.

Amsterdam (Holanda). Las autoridades municipales quieren poner un tope al número de visitantes y cambiar la imagen de la ciudad como destino de juergas salvajes y ocio desenfrenado.

Los onsen de Japón. Los famosos balnearios termales, lugares de retiro y silencio, han sufrido en los últimos años una invasión de ruidosos turistas occidentales. Por este motivo, muchos onsen ya han prohibido el acceso a visitantes extranjeros.

Santorini (Grecia). La hermosa isla del Egeo, escala obligada de todos los cruceros, y los pueblos de Cinque Terre (Italia) no están dispuestos a aceptar más visitantes y planean introducir un sistema de reserva para no superar en ningún momento el número máximo de visitantes que pueden soportar.

Viajando por Dondeviajar.net las palabras clave son , , , .