Se fían de Google Maps y acaban en una aldea perdida de Noruega

Que quede claro: Google Maps es una herramienta muy práctica para los viajeros, aunque a veces nos puede traicionar y hacer una mala jugada, como en este caso que hoy os contamos. Le sucedió a un grupo de turistas que se encontraba recorriendo Noruega y saltando de fiordo en fiordo. Su intención era visitar Preikestolen (foto), la famosa roca en forma de púlpito que ofrece una panorámica espectacular del paisaje del fiordo de Lyse.

Pero no ocurrió así. Los confiados viajeros se fiaron de la aplicación de Google y acabaron en un lugar bien diferente: Fossmork, una minúscula aldea situada a 30 km de distancia de su destino.

Los habitantes de Fossmork no prestaron demasiada atención a estos visitantes inesperados: no era la primera que sucedía. “La carretera hasta el pueblo es muy estrecha y complicada, por eso los turistas se suelen enfadar cuando les decimos que tienen que dar la vuelta”, explican.

Todos ellos sin excepción acaban en Fossmork mientras buscan Preikestolen, engañados por Google Maps, que parece empeñado en mostrar a sus usuarios otros destinos desconocidos del país. Pero a los turistas esto no les hace mucha gracia, lo cual es comprensible después de todo.

El acantilado de Preikestolen es una de las mayores atracciones turísticas de la región de los fiordos, un lugar sobrecogedor que se asoma aun abismo de 600 metros, no apto para viajeros con vértigo pero absolutamente hermoso. Preikestolen cuenta sin embargo con una larga y oscura tradición de suicidios. Tal vez fascinados por la grandiosidad de este paraje, muchas personas atormentadas han escogido este altar sobre los fiordos para quitarse la vida.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , .