Disfrutar de la espera en el aeropuerto de Singapur

Si alguna vez nos toca tener que esperar en un aeropuerto nuestro vuelo que sale o llega con retraso, lo mejor es que sea en el Aeropuerto de Changi, en Singapur. De hecho, casi desearás tener que hacerlo porque se trata de un lugar lleno de lugares interesantes y atracciones en las que divertirse y pasar ratos muy entretenidos. Vamos a verlo y a comprobar por qué Changi figura cada año en las listas de mejores aeropuertos del mundo:

Para los que se estresan con las esperas en la terminal en este aeropuerto asiático hay un gran tesoro verde y natural: un Jardín de Cactus adornado por más de 100 especies diferentes traídas de todas las partes del mundo. Se encuentra en la Terminal 1 y forma una especie de laberinto de senderos que confluyen en un bar.

Muy relajante también es el Parque de Mariposas, inaugurado en 2008, único en el mundo. Allí viven más de un millar de mariposas de 40 especies diferentes que los pasajeros/visitantes pueden alimentar con sus propias manos. Dentro del parque hay también una preciosa catarata artificial de siete metros de altura.

Pero si vas con niños tal vez pasear entre cactus y mariposas les acabe aburriendo un poco. Por eso es mejor acercarse al gran tobogán de la Terminal 3, una atracción tubular en la que deslizarnos a toda velocidad mientras el túnel se ilumina a nuestro paso. Como imaginarás, no sólo este tobogán no es sólo usado por los pequeños viajeros, sino también por muchos adultos.

Y para los que se ponen nerviosos antes de subir al avión, qué mejor que una copa elegante o un alegre cóctel en el Harry’s, el bar situado en la azotea de la Terminal 1 de Changi, que dispone de una terraza para contemplar el espectáculo de los aviones despegando y aterrizando en el cielo de Singapur.

 

Viajando por Asia las palabras clave son , , , .