Montecatini Terme, el balneario más distinguido de Italia

A medio camino entre las ciudades de situada entre Pistoia y Lucca, en el corazón de la Toscana, se encuentra el gran centro termal de la Italia central, tal vez sólo igualado en fama y prestigio por las famosas Termas de Saturnia. Nos referimos a la localidad de Montecatini Terme, un lugar lleno de historia que ofrece un sinfín de placeres para el cuerpo y la mente.

Este precioso rincón de retiro de salud es conocido ya desde tiempos inmemoriales. Los elegantes edificios que allí se levantan datan de la época renacentista, aunque fueron restaurados en el siglo XVIII. Algunas de las termas más conocidas, todas ellas en funcionamiento hoy, se concentran en el llamado Parque delle Terme: Tettuccio, Excelsior (con su hermoso techo de cristal de Murano), Redi, Grocco, La Salute, Leopoldine o Regina son algunas de ellas.

Montecatini se convirtió en un destacado destino de turismo termal para la aristocracia europea del siglo XIX. Nobles y poderosos de todo el continente acudían allí en busca de los beneficios de sus aguas y de su atmósfera selecta y distinguida. Giuseppe Verdi, Giacomo Puccini o, más adelante, Christian Dior, han sido algunos de sus mas ilustres huéspedes.

En la actualidad Montecatini sigue siendo una importante ciudad-balneario de gran renombre tanto dentro como fuera de Italia, salpicado de jardines y lleno de elegantes hoteles y restaurantes. Para el turista es especialmente encantador tomar el funicular construido en el año 1850 que une Montecatini Terme con Montecatini Alto y que conserva todo su encanto original. Arriba nos espera el pueblo antiguo, con sus callecitas empedradas y sus magníficas vistas panorámicas.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .