Utter Inn, dormir bajo las aguas de un lago

Un alojamiento muy peculiar para tus vacaciones: un hotel flotante con una habitación sumergida vajo las aguas de un lago. Sí, ese lugar existe: es el Utter Inn, situado en el lago Mälaren en Västerås, Suecia, a una hora en coche desde Estocolmo.

Se trata de una creación de Mikael Genberg, un artista y escultor local que concibió la idea de hacer una habitación situada a 3 metros por debajo de la superficie del agua, un alojamiento sencillo y espartano, que contiene sólo dos camas individuales y una mesa, pero cuya originalidad está fuera de toda discusión.

Tan curioso hotel fue inaugurado en junio del año 2000, en el día más frío y lluvioso de todo el verano, y desde entonces su éxito no ha dejado de crecer. Está claro que el mayor atractivo para sus huéspedes no es la comodidad, sino la posibilidad de pasar unos días en su propia isla y pasar la noche bajo el agua con ventanas panorámicas en todas las direcciones.

Los huéspedes de Utter Inn llegan al puerto de Västerås y desde allí son llevado en barco hasta su “hotel”. Para moverse por el lago y viajar al puerto para abastecerse, realizar visitas turísticas y relacionarse con el mundo exterior, disponen también de una pequeña lancha inflable. Existe además la posibilidad de encargar una cena de lujo que es llevada a los clientes en un barco cuando cae el sol.

Pero la sensación más impactante en el Utter Inn es la de meterse en la cama bajo la mirada de los peces que flotan al otro lado de la ventana, en las turbias aguas del lago. Como en un acuario, aunque en esta ocasión es el ser humano quien es observado.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .