La Fuente Mágica de Montjuïc, Barcelona

Todo el mundo conoce, gracias al cine y la televisión, la maravilla de las fuentes luminosas del Hotel Bellagio en Las Vegas. Sin embargo, no hace falta salir de España para disfrutar de un espectáculo igual e incluso mejor. Basta con viajar a Barcelona y dejarse deslumbrar por la Fuente Mágica de Montjuïc.

Se trata de una obra hidrológica de Carlos Buigas que fue construida en el año 1929 en el marcio de la Exposición Universal que tuvo lugar en la capital catalana. Cada año, cerca de 2,5 millones de visitantes pasa por aquí para admirar las tradicionales coreografías de luz, color, agua y música. Un espectáculo para todos los sentidos que ningún viajero debería perderse.

El espectáculo dura entre 10 y 15 minutos y se repite aproximadamente cada media hora, siempre con un repertorio musical y visual diferente, así que si llegas tarde para verlo, solo tienes que esperar a que empiece el próximo.

Para que todo sea más vistoso, el espectáculo da comienzo después de la puesta de sol (en invierno a partir de las 19 h y en verano normalmente a partir de las 21 h) y se prolonga hasta la medianoche. La Fuente Mágica se encuentra en el eje que va desde el Museu Nacional de Catalunya y la Plaza de España, en el distrito de Sants, en pleno corazón de la ciudad condal.

La Fuente de Montjuïc, restaurada con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos de 1992, es el lugar donde se celebran las campanadas de año nuevo en Barcelona, además del escenario de diversos conciertos y fiestas. Una visita imprescindible en tu escapada a Barcelona.

Viajando por España las palabras clave son , , .