Sabores de Colombia: las arepas

Aunque también se prepara en otros países como Panamá y Venezuela, todo le mundo asocia las arepas a la rica gastronomía colombiana. En este país hay catalogadas hasta 75 variedades regionales y formas diferentes de prepararlas. Lo que es seguro es que nadie puede viajar a Colombia sin probarlas.

Se trata de un alimento que se preparaba ya en estas tierras mucho antes de la llegada de los españoles: una tortilla hecha con una masa de maíz molido o harina de maíz de forma circular. En Colombia se vende en los mercados y se cocina en casa. Hay incluso restaurantes especializados en arepas rellenas con todo tipo de ingredientes. Cada año se celebra el Festival de la Arepa Colombiana en las cinco principales ciudades del país: Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga, que se turnan para acoger la feria entre los meses de agosto y diciembre.

Variedades regionales

Imposible recopilar y explicar cada una de las variedades de arepa que podemos encontrar a lo largo y ancho de la geografía colombiana. Sin embargo, sí podemos destacar algunas de ellas por su popularidad.

Las arepas antioqueñas son blancas, sin sal y no llevan relleno, por lo que se sirven para acompañar toda clase de comidas; en cambio, las arepas de la región de Ocaña se rellenan con queso y carne, mientras que las del Valle del Cauca, conocidas como “arepas con todo”, se rellenan con varios tipos de carne. En la zona del Caribe colombiano son típicas las arepas dulces y con leche, además de la arepa de huevo. En Boyacá las arepas se elaboran incorporando harina de trigo.

En Bogotá, debido a su condición de capital del país, se pueden hallar y saborear todas estas variedades.

Viajando por América las palabras clave son , , .