Una visita al Palacio Real de Madrid

Probablemente el edificio histórico más espectacular de la capital de España sea el icónico Palacio Real de Madrid, también conocido como Palacio de Oriente Un grandioso edificio construido en el siglo XVIII por orden de Felipe V sobre un antiguo solar del antiguo Alcázar, la fortaleza levantada en los tiempos de la dominación árabe.

Oficialmente, se trata de la residencia de los Reyes de España, aunque en realidad viven en otro palacio madrileño, el de la Zarzuela. Es un palacio de planta es cuadrada, con un gran patio central al que se accede cruzando la llamada Puerta del Príncipe. De estilo incierto, pues mezcla elementos barrocos y neoclásicos, es una verdadera joya en sí mismo, aunque el conjunto arquitectónico no sería tan espectacular sin los hermosos espacios verdes que rodean los edificios: los Jardines de Sabatini y el Campo del Moro.

El interior es enorme, tanto que uno puede llegar incluso a perderse durante la visita. Los espacios más destacados son los salones reales, especialmente el Salón de los Alabarderos, el Salón de las Columnas, el Salón de los Espejos y el Cuarto del Rey Carlos III, el rey ilustrado que fue también conocido como el “mejor alcalde de Madrid” Todas estas estancias están decoradas con obras originales de grandes maestros de la pintura como Velázquez, Goya, Rubens, El Greco y Caravaggio.

Otros espacios también interesantes son la Armería Real, una colección única en el mundo donde se exponen escudos y armas de todo tipo, y  la Farmacia Real, especialmente la zona donde se recrea el antiguo laboratorio.

Si en tu viaje a Madrid has de elegir un día para visitar el Palacio Real, te recomendamos que sea un miércoles. De este modo no te perderás el famoso Cambio de Guardia que tiene lugar entre octubre y julio a las 11 de la mañana. No es tan conocido como el del Palacio de Buckingham pero vale la pena.

 

Viajando por España las palabras clave son , , .