Flamsbana, el gran tren panorámico del sur de Noruega

El ferrocarril Flamsbana ofrece a los viajeros uno de los recorridos en tren más espectaculares de Europa. Poco más de 16 kilómetros entre el altiplano de Myrdal y el pequeño fiordo de Flåm, en el sur de Noruega.  Una ruta llena de maravillas.

Este histórico ferrocarril brinda a sus pasajeros increíbles vistas de valle y pasa junto a fabulosas cascadas dramáticas. También atraviesa las montañas circulando a marcha lenta por 20 túneles, algunos de los cuales cuentan con “ventanas” talladas en la pared para seguir disfrutando de las vistas. ¿No es una idea magnífica para saborear la belleza del sur del país escandinavo?

El trazado del Flamsbana se empezó a construir en 1924 pero no fue inaugurado hasta 15 años después. Los trabajos fueron complicados, puesto que había que salvar grandes obstáculos y pronunciados desniveles.

Precisamente esas dificultades orográficas, mantener el control de la velocidad del tren es crucial, tanto en los tramos ascendentes como en los descendentes. En todo caso, la velocidad del tren nunca supera los 40 km/h, por eso el recorrido se prolonga casi una hora. Parece que le cuesta, que en algunos puntos la locomotora se va a detener y se va a rendir, pero no sólo nunca sucede eso, sino que el Flamsbana cumple siempre con los horarios de forma puntual.


El punto de salida de esta aventura, la ciudad de Flam (o Flåm en noruego) se encuentra en el sur de Noruega, en el extremo inferior del fiordo de Aurlands. Se pueden adquirir los billetes en la misma estación, o bien on line a través de la web de la compañía nacional noruega de ferrocarriles (nsb.no). Es difícil conseguir plaza durante la temporada de cruceros. En verano, hay quien opta por hacer el trayecto de ida en tren y regresar desde Myrdal en bicicleta.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .