Kiribati, el primer país que recibe el año nuevo

¿Quieres ser el primero en recibir el año nuevo? Pues entonces tienes que viajar a la República de Kiribati, en mitad del Océano Pacífico. Una pequeña isla situada justo al oeste de la línea que marca el cambio de fecha internacional.

En realidad, Kiribati es un minúsculo estado formado por un grupo de 33 atolones e islotes agrupados en tres pequeñas formaciones. Una de ellas, las llamadas Line Islands, se encuentran ubicadas directamente al sur de Hawaii, por lo que en buena lógica deberían estar incluidas dentro de la misma zona horaria, pero en estas vastas regiones oceánicas los criterios para establecer estas divisiones horarias están sujetas a toda clase de avatares políticos y económicos: la línea de fecha internacional no es una línea recta, sino que traza un curioso zig zag.

El 1 de enero de 1995 el presidente de Kiribati decidió unificar los horarios de todas las islas de su territorio con el fin de eliminar molestias a sus más de cien mil habitantes y al mismo tiempo suprimir las trabas que este lío de horarios suponía para el comercio.

De este modo, Kiribati pasó a ser desde ese momento el primer país que recibe el año nuevo, con un clima tropical y una maravilloso espectáculo de fuegos artificiales en la playa.

Si no consigues billetes de avión para Kiribati, tienes aún algunas opciones. Los siguientes países que celebran el cambio de año son Tonga, Samoa Occidental y Tokelau, todos ellos una hora más tarde que Kiribati. Y dos horas después, el territorio de las Islas Chatham (pertenecientes a Nueva Zelanda) y la República de Fiji.

Viajando por Oceanía las palabras clave son , , .