Todo lo que debes saber sobre la Aurora Boreal

El espectáculo fantástico de la Aurora Boreal ha fascinado a la humanidad desde hace milenios. La ciencia desentrañó el misterio de aquellas luces fantasmagóricas en el cielo hace tan sólo medio siglo. Hasta ese momento, hubo muchas otras teorías populares para llenar el vacío.

Los vikingos identificaban esas luces con  el Bifröst, el puente celestial que conectaba la Tierra con el mundo celestial. Aún hoy en Noruega existe la creencia de que si señalas con el dedo al cielo o silbas en presencia de la Aurora Boreal, caerá sobre ti la ira de los antiguos dioses. Otras naciones escandinavas tienen una concepción más positiva: los daneses creían que las luces estaban causadas por bandadas de cisnes voladores y los finlandeses por zorros árticos que sacudían sus mullidas colas en la nieve.

Para los Sami de Laponia, se trataba de mensajes de los espíritus que sólo los chamanes sabían interpretar; en cambio, para los pueblos nativos de América del Norte la Aurora Boreal era una señal del cielo que indicaba dónde había la mejor caza y los mejores bancos de pesca, mientras que según la tradición de los Inuit, las luces eran un sendero de llamas que guiaban a las almas salvadas hasta el Cielo.

Fue Galileo el primero en acuñar el nombre de Aurora Boreal para este fenómeno natural, aunque lo atribuyó erróneamente a la luz solar reflejada. En el siglo XVIII Anders Celsius sugirió que podía existir una conexión con el campo magnético de la Tierra, y finalmente en 1860 Anders Ångström demostró que el choque de los rayos solares con la magnetosfera, en la atmósfera superior, era el origen de la luminiscencia. La explicación científica acababa con la magia y el misterio de las luces del norte.

La localidad de Alta, en Finnmark (Noruega),  es conocida como la «Ciudad de la Aurora Boreal», porque está ubicada directamente bajo el óvalo de las auroras boreales y disfruta de noches claras, esenciales para una buena observación del fenómeno. Es relativamente sencillo viajar desde Oslo a Alta (con escala en Tromsø) y la zona ofrece un montón de opciones de alojamiento y actividades de invierno.

 

Viajando por Dondeviajar.net las palabras clave son , , .