La Ruta del Cómic en Bruselas

Bruselas es un destino obligado para todos los aficionados al cómic europeo o, como se le llama en francés, la Bande Dessinée. La ciudad de Hergé y de tantos otros dibujantes que elevaron a los tebeos a la categoría de arte nos espera con una ruta urbana muy especial y entretenida: la llamada Ruta del Cómic, al encuentro de decenas de murales donde aparecen muchos de los héroes de papel repartidos por toda la ciudad.

Como es lógico, la figura de Tintín tiene una posición de privilegio sobre el resto. En la capital belga, cerca de la Grand Place, hay una exclusiva tienda para tintinófilos y, en las afueras, en Louvaine-la-Neuve, un museo dedicado a su creador. Por supuesto hay una fachada, mil veces fotografiada, donde el intrépido reportero aparece junto a su inseparable compañero, el Capitán Haddock, en la Rue de l’Etuve.

Hay en total 40 murales repartidos en otras tantas fachadas, además de una gran estatua dedicada al Gaston LaGaffe, uno de los personajes más entrañables del cómic belga, situada en la Place Pachéco.

Nos encontramos con los revoltosos hermanos Bob et Bobette, obra del genial Vandersteen, en Rue de Laeken, dibujados junto al famoso Manneken Pis, icono de Bruselas.

Los clásicos Blake et Mortimer de E.P. Jacobs nos esperan en el número 24 de la Rue du Hoblon, mientras que el genial Spirou, de Franquin, está en el Boulevard du Centenaire. Incluso Ásterix y Obélix, que no son belgas sino franceses, tienen su lugar aquí, en la Rue du Buanderie.

No hay mejor modo para rematar esta ruta urbana que visitar el CBBD, el Centre Belge de la Bande Dessinnée, más conocido como el Museo del Cómic, ubicado en un magnífico edificio modernista construido por Victor Horta, donde con un poco de suerte podremos encontrarnos con alguna exposición dedicada a los mejores creadores belgas.

 

Viajando por Europa las palabras clave son , , , .