Caldea, el gran balneario de Andorra

Andorra, el pequeño y maravilloso país de los Pirineos tiene muchos puntos de interés para el viajero: los deportes de nieve, las compras, las iglesias románicas, la gastronomía… Y también un lugar maravilloso llamado Caldea, el balneario más grande de Europa.

Inaugurado en el año 1994, este centro termolúdico ubicado es toda una referencia a nivel internacional en ámbito del turismo de wellness. El secreto de su éxito: una apuesta por el uso de las aguas termales más allá de sus usos clásicos terapéuticos y de bienestar. Caldea es también un lugar para divertirse con toda la familia y bañarse en sus aguas calentitas mientras cae la nieve a nuestro alrededor.

Estas aguas termales brotan a una temperatura superior a los 70 grados centígrados. Ricas en azufre y minerales, son descritas como “sódicas y untuosas” y , entre otros efectos beneficiosos para la salud, producen en el organismo una acción antiálgica, cicatrizante, descongestionante y antilérgica. Vamos, que después de una sesión en Caldea uno sale del agua como nuevo.

Las instalaciones de Caldea se encuentran en el núcleo urbano de Escaldes-Engordany, en un edificio vanguardista que no pasa desapercibido, con techos de forma geométrica y una gran torre de 80 metros de altura, la más alta de toda Andorra.

En el interior hay una gran zona de baños termales que se divide entre los espacios de la laguna interior, la laguna exterior y los baños indo-romanos. Después están los baños aztecas, rodeados de vegetación tropical, el baño de pomelos en medio de un jardín japonés, diversos jacuzzis exteriores con vistas a las montañas, un baño turco, una sauna, un solárium exterior y otros deliciosos lugares para relajarse y disfrutar.

¿Puede existir un lugar mejor para relajarse después de unos días de esquí?

Viajando por Europa las palabras clave son , , .