Hotel Byblos en St.Tropez, el favorito de los famosos

Hace años que se dice que el glamour y la magia de Saint Tropez, la meca de las celebrities en la Costa Azul francesa, está en decadencia. Puede ser que el brillo de los años 60 y 70 se haya apagado un poco, pero no para el legendario Hotel Byblos.

Este establecimiento hotelero ha sido el lugar de reunión y punto de referencia para todos los ricos y famosos. Todos ellos han disfrutado de su magnífico spa, han degustado las delicias de  su reputado restaurante “Le B” y se han divertido en sus míticas fiestas estivales. Gracias al Hotel Byblos y a otros, St. Tropez ha conseguido mantener su reputación de destino de lujo. A pesar de todo, la gente sigue viajando allí, aunque solo sea para admirar la opulencia de las embarcaciones de lujo que amarran en el puerto deportivo.

El Byblos abrió sus puertas en el año 1967 y rápidamente se hizo famoso gracias a una huésped muy ilustre: Brigitte Bardot. Su fama se volvió internacional poco después, cuando tuvo lugar aquí la boda de Mick Jagger y su novia Bianca. Sus jardines, sus picinas y sus salones se convirtieron en habituales de la prensa del corazón.

Hoy todavía se pueden ver los Rolls-Royce aparcados en la puerta, mientras que su balneario ha sido renovado y transformado en un palacio del placer gracias a la firma Sisley. Otra de las grandes bazas del Byblos es la calidad del servicio, con un equipo formado con los mejores profesionales de todos los campos de la hostelería.

Obviamente, una noche en el Hotel Byblos de St. Tropez no es barato, pero la experiencia no defrauda a nadie. No se trata solo de disfrutar de los lujos de un hotel exclusivo en el Mediterráneo, sino de sentir la magia de uno de los grandes iconos de la Costa Azul.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , .