Utrecht, lo mejor de Holanda

Situada a solo 20 minutos en tren, Utrecht es el destino perfecto para una excursión de un día durante tu viaje a Amsterdam. Esta ciudad guarda toda la esencia de los paisajes urbanos holandeses: arquitectura flamenca, canales, molinos… Un hermoso resumen de todo lo que nos ofrece este hermoso país.

A diferencia de Amsterdam, un paseo por Utrecht es una experiencia tranquila y relajante. En las calles del centro, surcadas de canales, reina el silencio, sólo roto por las campanas de las iglesias y los timbres de las bicicletas. La cosa cambia radicalmente por la noche ya que, al tratarse de una de las ciudades universitarias más importantes del país, sus calles se llenan de gente joven y de locales de copas y de música.

Durante el día, es obligado el paseo en barco por los canales. Los barcos, acristalados y muy confortables, zarpan del muelle de Oudegracht, llenos de comercios, flores y cafeterías. Además de eso hay que  visitar los mercados de Breedstraat y Vreedenburg, que tienen lugar en días alternos.

Utrecht conserva además un patrimonio histórico que ha logrado sobrevivir casi intacto a las dos guerras mundiales. Entre los edificios más destacados hay que citar Sint-Willibrordkerk, también llamada Oude Kerk o “iglesia vieja”,  o el conjunto que forman la Torre del Dom y el claustro de Pandhof. También es recomendable el Stadskasteel Oudaen, una vieja e imponente fortaleza medieval en el corazón de la ciudad que cuenta con su propia fábrica de cerveza.

¿Cómo llegar a Utrecht? Desde la Estación Central de Amsterdam salen trenes cada media hora. El billete cuesta sólo 7 euros y nos lleva a nuestro destino en menos de 30 minutos.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .