Cómo se bebe un auténtico tequila mexicano

La pequeña ciudad de Tequila, en el estado mexicano de Jalisco, tiene cerca de 29.000 habitantes. Un lugar que, como es lógico, es famoso por ser la cuna de la bebida nacional de México, aunque también de muchas más personas del resto del mundo.

Además de una bebida alcohólica de alta graduación, el tequila puede ser también un arte. Como sucede con el whisky, hay muchas variedades y diferentes calidades. Hay tequila que se envejece en barriles de madera o que se adereza con el delicioso sabor dulce de la miel o el de diferentes hierbas. Beberse una copa de estos tequilas selectos con el clásico ritual de la sal y el limón podría ser considerado poco menos que un crimen.

Preguntamos a los expertos cómo beber tequila de verdad y nos responden casi al unísono: ¡Olvídese de la sal y el limón! Sobre todo si se trata de variedades caras y nobles, pues eso supondría eliminar el auténtico sabor de este maravilloso licor que se elabora a partir del ágave mexicano. Otra cosa son los cócteles como el Margarita, donde rigen otras leyes.

Otro consejo de experto es, por ejemplo, mantener el tequila en la boca unos 10 segundos antes de tragar. Sí, eso puede quemar un poco al principio, pero los sorbos siguientes serán más suaves y se podrán disfrutar con la calma requerida. Y sin duda beberlo en copas de vidrio como las de coñac, para disfrutar de los aromas. Nada de vasos de chupito.

Un error imperdonable es meter el tequila en el frigorífico, como algunos hacen con el vodka. La bebida nacional mexicana se bebe a temperatura ambiente, no hay otro modo.

Pero lo mejor es hacer la prueba: comprar un buen tequila añejo en alguno de los comercios de la ciudad de Tequila y saborearlo como mandan los cánones. Después de eso, nunca pondrás sal y limón a esta bebida.

 

Viajando por América las palabras clave son , , .