Kilómetro Cero de Madrid, el inicio de todos los viajes

Una pequeña losa de piedra situada en la madrileña Puerta del Sol es el punto exacto a partir del cual parten todas las carreteras radiales de España. Es el famoso Kilómetro Cero de Madrid, que para muchos, sobre todo para quienes residen en la capital, establece el punto de partida de todo viaje, aunque sea solo simbólicamente.

No se trata de una peculiaridad propia de Madrid, pues estos marcadores tradicionales existen en muchos otros países, la mayoría delas veces situados en la capital. Ya en la Antigua Roma, en la capital del Imperio, existía un hito llamado Milliarium Aureum, que podría traducirse como “el mojón de oro” que sería el punto de partida de la extensa red de calzadas imperiales que se extendían desde el Atlántico hasta Medio Oriente, y desde las Islas Británicas al norte de África. Ya se sabe: todos los caminos conducen a Roma.

Pero regresemos a Madrid. Aquí, el kilómetro cero se sitúa en uno de los espacios urbanos más emblemáticos de la ciudad: la Puerta del Sol, la histórica plaza donde se encuentra el ayuntamiento y donde se celebra de forma multitudinaria la Nochevieja.

Eso sí, hay que andar muy atentos para encontrar la losa, que se ubica justo en el exterior de la torre del reloj en el antiguo edificio de Correos. Cada día miles de personas pisan esta placa sin mirar al suelo, ignorando que están pasando por el mismísimo centro de España.

La placa original fue colocada aquí en el año 1950 y sustituida por una nueva losa, más vistosa y bonita, primero en 2002 y nuevamente en 2009. Se le dio un giro de 180 grados por error en 2002 durante una reforma de la plaza. Seis años después se subsanó el error y la placa fue colocada en la posición correcta.

Viajando por España las palabras clave son , , .