Philadelphia, la ciudad de Rocky Balboa

Philadelphia es una de las ciudades más patrióticas de Estados Unidos, un destino ideal para celebrar el 4 de Julio y donde suena la Campana de la Libertad, símbolo de la independencia norteamericana. Sin embargo, para los amantes del cine Philadelphia es y será siempre la ciudad de Rocky Balboa.

Allí encontramos las escaleras más famosas de la historia del cine, bueno unas de las más famosas: las del Museo de Arte de Philadelphia, que el bueno de Rocky usaba para su entrenamiento en una de las escenas más icónicas de la saga.

Rocky (1976) film dirigido por Brian de Palma, fue el trampolín hacia la fama para el actor Sylvester Stallone. Nadie pasa por Philadelphia sin emular al boxeador, subir a la carrera las escaleras y levantar los brazos en señal de victoria. Al hacerlo, algunos incluso oyen en su cabeza la famosa música de trompetas.

Allá arriba se encuentran la estatua de bronce de Rocky, junto a la que todo el mundo sin excepción se fotografía. y desde allí se puede seguir la llamada “The Rocky Track”, una ruta temática que nos lleva por diferentes escenarios de la peli.

Para redondear la experiencia Rocky en Philadelphia hay que visitar también el barrio de Kensington , al norte de la ciudad. Allí se sitúa en la ficción el apartamento del boxeador, en el número 1818 de Tusculum East Street.

Sin intención de arruinar el viaje a Philadelphia para los fans de la película, cabe señalar que el resto de escenas famosas del film fueron rodadas en estudio y en otras localizaciones exteriores de la ciudad de Los Angeles. Sin embargo, es indiscutible que el corazón de Rocky late en esta ciudad y en ningún otro lugar.

Viajando por América las palabras clave son , , .