Punta Hermosa: surf en Perú

Unos 50 km al sur de Lima y lejos de cualquier ruta habitual del circuito turístico peruano, Punta Hermosa es el destino de sol y playa preferido por los limeños, aunque en las últimas décadas otro tipo de visitantes ha ido llegando poco a poco: los amantes del surf, venidos de todos los rincones del mundo.

Ahora Punta Hermosa está considerada con toda justicia la gran meca del surf en Perú. Y todo gracias a las corrientes y loe vientos, que trabajan aquí para levantar algunas de las mejores olas de América.

Como sucede en otros tantos destinos de surf repartidos por todo el planeta, la cultura surfer lo invade todo. Porque más que un deporte esto es un modo de vida. Así que en Punta Hermosa podremos visitar también el Museo Kon-Tiki de tablas de surf, situado justo al lado de la playa. Se trata de un curioso museo fundado en los años 50 por el veterano surfista peruano José A. Schiaffino, donde los visitantes son recibidos con una copa de pisco sour.

Y la tradición viene de lejos: aunque la mayoría de los historiadores itúan en las islas Hawaii la cuna del surf, hay evidencias arqueológicas de que los antiguos pobladores de lo que hoy es Perú ya estuvieron montando las olas hace más de 2.000 años. Probablemente sus tablas no fueran tan perfectas como las actuales pero su técnica y habilidad están fuera de discusión.

¿Cómo llegar a Punta Hermosa? Desde Lima se puede tomar cualquiera de los autobuses (llamados allí custer) que viajan al sur. La mayoría hacen parada en la playa tras un trayecto de unas dos horas y media. El billete cuesta 5 soles, aproximadamente 1,50 €. Si dispones de vehículo propio, basta con tomar la Panamericana Sur y conducir unos 45 minutos hasta tu destino. No olvides llevar la tabla.

 

Viajando por América las palabras clave son , , .