El Ritz de París: un hotel de leyenda que vuelve a abrir sus puertas

La ciudad de la luz siempre ha sido un destino con mayúsculas para los amantes de la belleza, el arte y la elegancia. El mítico Hotel Ritz de París reunía estas tres características y presumió de ellas en sus 117 años de historia, hasta su clausura en el año 2012.

No era un adiós, sino una hasta luego, pues el Ritz cerraba para emprender unas ambiciosas obras de restauración dirigidas por el célebre arquitecto y diseñador Thierry W. Despont. El objetivo no era otro que devolver el brillo y el glamour a uno de los hoteles más famosos de la capital francesa, y tal vez de todo el mundo.


Quienes durante su viaje a París se alojen o visiten el Ritz Grand Hotel podrán tomarse una copa en el renovado bar Hemingway, dedicado al novelista y uno de sus huéspedes más ilustres, o relajarse en el primer y único Chanel Spa del mundo. Esos espacios que devuelven todo el valor a la ya famosa frase de “el Ritz siempre será el Ritz”.

La reinauguración del Ritz de París es un importante acontecimiento dentro del mundillo de los viajes de lujo. Su reputación impecable, su historia legendaria y los servicios y comodidades que ofrece hacen que el Ritz se alce como uno de los grandes hoteles del mundo, una experiencia que el viajero (el que se lo pueda permitir, claro) nunca podrá olvidar.


El nuevo Hotel Ritz de París está situado en la Place Vendome, en pleno corazón de la ciudad, y cuenta con 142 habitaciones, 71 de las cuales son suites.

Viajando por España las palabras clave son , , .