Vale da Lua, paisajes lunares en Brasil

 

En el Parque Nacional Chapada dos Veadeiros en Goiás, en el norte de Brasil, encontramos uno de los rincones geológicos más fascinante del mundo. De hecho, ni siquiera parece un paisaje de este mundo, sino de otro. Por eso fue bautizado con acierto como Vale da Lua (el valle de la Luna).

Pozos ondulantes y dunas petrificadas se extienden por todas partes ante los asombrados ojos de los visitantes. Se trata del resultado de un trabajo de milenios llevado a cabo por la erosión de las aguas y las arenas arrastradas por el río São Miguel, auténtico escultor de este paisaje rocoso de color ceniza en cráteres, bolas, profundas simas  y rocas de formas imposibles. Todo un espectáculo visual, como dan fe las imágenes que acompañan nuestro post de hoy.

Uno de los elementos más llamativos del Vale da Lua son las pequeñas piscinas de forma esférica que recogen el agua de la lluvia. Muchas de ellas están comunicadas entre ellas por galerías subterráneas, lo que da lugar a extraños llenados y vaciados que se producen de forma súbita y asombrosa.

El Vale da Lua se puede visitar todo el año con una única excepción: la estación de lluvias, cuando el agua inunda todo el valle de forma a veces brusca y violenta.

Fuera de este momento del año, los guías del Parque Nacional Chapada dos Veadeiros acompañan sin problemas a los visitantes al valle de la Luna, pero solo es posible poner el pie en una pequeña parte acotada, pues se trata de una propiedad privada y solo una porción del valle está abierto.

Viajando por América las palabras clave son , , .