Bloemencorso, el gran festival de las flores de Holanda

La fama se la llevan el mercado de las flores de Amsterdam y el fabuloso Parque de Keukenhof, cerca de la localidad de Lisse, pero el mayor festival de las flores que se celebra en Holanda tiene lugar en una pequeña localidad cercana a la frontera con Bélgica: Zundert. Allí se celebra cada año el espectacular y divertido Bloemencorso.

Cada primavera veinte carrozas de veinte metros de largo por diez metros de altura decoradas con flores ofrecen compiten por arrancar los mayores aplausos del numeroso público que acude hasta aquí.

Zundert se convierte durante unos días en la capital de las flores de Holanda. Todos los vecinos del pueblo, tanto jóvenes como mayores, se implican en la tarea de construir y decorar las carrozas, llenas de flores que cultivan en sus propios campos durante el resto del año.

La organización es más o menos la siguiente: los veteranos suelen ser los responsables de la siembra y el cultivo de las dalias (las flores que protagonizan el Bloemencorso), mientras que los más jóvenes suelen encargarse de diseñar los motivos de las carrozas, recurriendo siempre a la provocación y el humor, aunque sin caer en el mal gusto. Por increíble que parezca, las carrozas están hechas de alambre, cartón y papel maché. Este frágil y liviano esqueleto se recubre con miles de dalias.

Todas las carrozas se exhiben en un desfile por las calles centrales del pueblo, donde se levantan gradas para la ocasión. Para los que asisten por primera vez a Bloemencorso, resulta realmente sorprendente descubrir que todas estas fantásticas creaciones están realizadas solo con flores. Un trabajo de artistas y un espectáculo grandioso.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , .