Marina Bay Sands Skybridge, la joya de Singapur

Hemos dicho muchas veces que Singapur es un destino diferente al resto de ciudades y estados del Sudeste Asiático. Quienes conocen este destino saben que se trata de un lugar donde todavía se puede notar la fuerte influencia del legado colonial británico, además de ser una ciudad-estado viva, próspera, llena de espacios verdes e increíblemente limpia.

Además de todo esto, Singapur es una de las ciudades donde se han construido en los últimos años edificios deslumbrantes. Tal vez uno de los ejemplos más destacados sea el Marina Bay Sands Skybridge, un espectacular rascacielos que domina la exclusiva zona del puerto y Marina Bay.

Esta estructura que deja boquiabiertos a todos cuantos pasean por la zona del puerto, cuenta con tres torres de 55 pisos que acabaron de construirse en verano de 2009. Las tres torres están conectadas entre sí por una colosal terraza de una hectárea de superficie: la Sands SkyPark.

Aunque el equilibrio parece imposible, la estructura es sólida. Tanto que en  la terraza se instaló la que es la piscina elevada más larga del mundo, con 146 metros de longitud a una altura de nada menos que 191 metros por encima del suelo. El sistema de elevación al que recurrieron los arquitectos asegura que la borde de la piscina infinita funcione adecuadamente y sin ningún riesgo. Sin duda, un baño de vértigo, no aconsejado para quienes sufren en las alturas.

Pero no sólo eso: en el SkyPark también hay restaurantes, jardines, cientos de árboles y plantas, y una cubierta de observatorio público en el voladizo con vistas de 360 grados sobre los tejados de Singapur. Una visita obligada en la ciudad de las orquídeas.

Viajando por Asia las palabras clave son , .