Busselton Jetty, el muelle más famoso de Australia

Busselton Jetty es el muelle de madera más largo en el hemisferio sur. Se extiende casi 2 kilometros mar adentro en la ciudad de Busselton, en Australia Occidental. Es también el único muelle del mundo que cuenta con una línea de ferrocarril que recorre toda su estructra, que a su vez es una reliquia de la línea de ferrocarril que conectaba las ciudades de Busselton y Bunbury.

Su historia se inicia en el año 1839 el gobernador Hutt mandó la construcción de un modesto embarcadero originalmente conocido como el Vasse Jetty cuya longitud se fue ampliando de manera progresiva y salvando un sinfín de obstáculos como tormentas, incendios y otros accidentes.

Como embarcadero, el muelle de Busselton Jetty dejó de funcionar en 1971, después de lo cual fue clausurado y abandonado, para ser posteriormente barrido del mapa por el huracán Alby en 1978.

Por suerte, a esta emblemática estructura le aguardaba una segunda vida. Curiosamente fue después del paso de aquel huracán devastador. Fue entonces cuando los vecinos de Busselton se pusieron en marcha para poner en marcha el proyecto de reconstrucción. La meta se logró en 1987, cuando el muelle volvió a reabrir con una función puramente turística.

En 2001 se añadió además un Centro de Interpretación en el muelle, a unos 50 metros de la orilla. El famoso ferrocarril turístico llegaría una década más tarde.

No obstante la gran estrella de Busselton Jetty es el Observatorio Submarino ubicado en el extremo del muelle, con capacidad para acoger hasta 40 personas en cada visita y que causa furor entre los turistas. Si tú eres uno de ellos no dudes en viajar hasta él si te encuentras cerca de la ciudad de Perth.

Viajando por Oceanía las palabras clave son , , .