Recorrer Austria en tren

Algunos países europeos, por su tamaño, su variedad geográfica y su red ferroviaria, son perfectos para ser recorridos en tren. Uno de ellos sin duda es Austria, sobre todo desde que la compañía nacional de trenes ÖBB puso en marcha sus vagones panorámicos que nos ofrecen una expeiencia hermosa e inolvidable.

,Estos vagones circulan a diario entre las ciudades de Zürich, en Suiza, y Graz, en el extremo suroriental del país. A lo largo del recorrido se pasa por bellas localidades de St. Anton, Innsbruck, Kitzbuehel y Zell am See atravesando los bellos paisajes del Tirol y de las regiones de Estiria y Carintia.

Lo cierto es que resulta difícil imaginar una forma más cómoda y excitante de descubrir Austria. Los vagones panorámicos son todavía más limpios y luminosos que los ya de por sí pulcros vagones normales. Otros aspectos a destacar son la puntualidad, los servicios de calidad y sobre todo esos ventanales que nos ofrecen las mejores panorámicas del país.

Fuera de esta oferta, los turistas tienen un trayecto preferido: el Railjet que conecta las principales ciudades de Austria, es decir, la capital Viena y Salzburgo, la ciudad de Mozart. Este es un viaje de poco más de cuatro horas que ofrece hasta 16 frecuencias al día. Parte de este recorrido coincide con el del Ferrocarril de Semmering, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, conocido por sus numerosos túneles y su paisaje montañoso espectacular.

Para los viajeros jóvenes, Austria es un país perfecto para viajar utilizando el Interrail Austria Pass, un billete que proporciona viajes ilimitados con los trenes de ÖBB por toda su maravillosa geografía.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .