El Árbol de Navidad de Trafalgar Square

El kilómetro cero de la Navidad en Londres se encuentra en la emblemática Trafalgar Square, y más en concreto en el gran árbol iluminado, el gigantesco abeto rojo noruego que cada año desde 1947 la ciudad de Oslo regala al pueblo británico como agradecimiento por la ayuda prestada a los noruegos en su lucha contra los invasores nazis en la II Guerra Mundial.

Cada año se repite el mismo ritual: el alcalde de Lodres y el embajador británico en Oslo asisten al acto oficial de la tala del abeto junto al alcalde de la capital noruega. Ese mismo día, un barco de la marina noruega inicia su viaje atravesando el mar del Norte de este a oeste. En sus bodegas viaja el abeto elegido, de 20 metros de altura y más de 50 años de edad. El último fin de semana de noviembre, el árbol de Navidad ya aparece instalado (aunque no iluminado todavía) en la plaza.

Esta es la explicación de que el popular Christmas Tree de Trafalgar Square aparezca ante nuestros ojos con una decoración de estilo escandinavo, solo que con una iluminación actualizada y respetuosa con el medio ambiente: más de 500 bombillas halógenas de bajo voltaje.

A la ceremonia de iluminación de este árbol de Navidad asisten cada año miles de personas. El día escogido es siempre el primer jueves de diciembre. En medio de una gran expectación, el alcalde de Westminster acciona el interruptor que enciende las luces entre los aplausos de la gente y así empieza la cuenta atrás para la Navidad.

En Londres todo el mundo sabe de dónde viene el abeto y por qué los noruegos no faltan a su cita navideña en la capital del Reino Unido. En cualquier caso, para los que no lo saben o lo han olvidado, cada año se instala una placa a los pies del abeto donde se puede leer esto: “Este árbol es un regalo de la ciudad de Oslo, como muestra de gratitud de los noruegos a la gente de Londres por su ayuda durante los años 1940-1945”.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , .