Jijona, la cuna del turrón

¿Existe algo más representativo de la Navidad en España que el turrón? Se trata del imprescindible invitado a la mesa de todos los españoles para acompañar los postres o el café. Y el turrón más famoso de todos se produce en la localidad alicantina de Jijona, o Xixona en valenciano.

Podemos comprar estos deliciosos turrones en cualquier lugar del país pero sólo en Jijona podremos ver su cuna genuina, el lugar donde se produce la maravilla, a unos 25 kilómetros a norte de Alicante.

Para saciar la curiosidad, lo primero que hay que hacer aquí es dirigirse al Museo del Turrón, donde el visitante puede conocer de primera mano todo el proceso de elaboración y producción del turrón, empezando por la obtención de las materias primas y llegando hasta su comercialización.

Este museo se encuentra dividido en tres plantas, cada una de ellas dedicada a una parte del proceso productivo: Materias Primas, Elaboración y Comercialización. La visita a la fábrica se hace desde una pasarela con proyección de vídeo y por supuesto no falta la tienda donde el visitante puede comprar turrones y recuerdos. Es imposible salir de allí sin llevarse algún que otro turrón, del duro o del blando. Y si no, podemos comprar mil variedades en las tiendas de las fabricas que salpican todo el pueblo.

Y aunque en cierto modo en Jijona todo gira alrededor de su producto estrella, hay muchas otras cosas que ver aquí además del turrón. Por ejemplo, vale la pena ver las ruinas de su castillo y disfrutar desde sus murallas derruidas las vistas del pueblo, la ermita, el bosque y la línea azul del Mediterráneo en la distancia.

Saliendo ya del pueblo hay fantásticas excursiones como la de la Penya Migjorn, la montaña que domina la zona y donde se encuentra una famosa cueva llamada el Forat de la Penya (el agujero de la peña). Cerca de allí está también la Font de Roset, un conocido manantial de agua mineral natural y cristalina

 

Viajando por España las palabras clave son , , .