Trifle, el delicioso postre inglés de Navidad

A pesar de que han pasado más de 400 años desde su invención, el Trifle sigue siendo uno de los postres navideños más populares del Reino Unido, y por extensión también de otros países anglosajones, como Estados Unidos. Si viajas por tierras británicas estas fiestas, no puedes dejar de probarlo.

La receta “oficial” que aparece en el libro The good huswife’s Jewell de 1596 es muy sencilla, pero con el tiempo se han ido añadiendo nuevos ingredientes, que actualmente son: crema custard (también llamada crema inglesa), frutas, masa de bizcocho, zumo de frutas y, opcionalmente, gelatina y nata montada. Todo se prepara en capas separadas por finas capas de bizcocho con un resultado visual espectacular.

Cuando viajes a Inglaterra te encontrarás en restaurantes y vitrinas de pastelerías con una enorme variedad de Trifles, por lo que te resultará complicado escoger. ¿Cómo elegir? Ahí va una pequeña ayuda: si el trifle contiene vino de Jerez se le denomina Sherry Trifle o High Church. En Escocia el jerez se sustituye, cómo no, por whisky, dando lugar al Tipsy Trifle.

Al otro lado del Atlántico, en concreto en la ciudad de New Orleans, existe también el Creole Trifle o Russian Cake, que contiene consiste en piezas de diferentes postres todos ellos firmemente unidos, empapados en algún tipo de alcohol, generalmente vino tinto o ron, y bañados por un sirope dulce o un zumo de frutas.

Fuera de la órbita anglosajona también encontramos variantes del Trifle. En Alemania y Austria por ejemplo se le llama Punschtorte, mientras que en Italia se vende en las pastelerías con el nombre de Zuppa Inglese, “la sopa inglesa”.

 

Viajando por Europa las palabras clave son , , , .