La magia del mercadillo de Navidad de Stuttgart

Ningún país como Alemania para un viaje en diciembre en el que sentir en todo su esplendor la magia de la Navidad. Y dentro de este país, uno de los destinos estrella en Stuttgart, capital del Land de Baden-Würtenberg y puerta a la hermosa región de la Selva Negra.

El Mercadillo de Navidad de Stuttgart está considerado como el mejor y más grande del sur de Aemania, superando incluso al de Munich. No lo decimos nosotros, es algo que lo reconocen los mismos alemanes. También es uno de los más antiguos del viejo continente, pues sus orígenes se remontan al año 1692. Cada año más de tres millones de visitantes disfrutan del encanto y la magia de este precioso mercado.

La ciudad, que ya de por sí merece una visita e cualquier viaje por la Alemania meridional, brilla con una luz especia durante la época de Adviento. El mercado ocupa literalmente todo el casco antiguo, desde la Schillerplatz hasta la Marktplatz, el auténtico corazón de la ciudad.

Unas 300 casetas de madera, todas ellas adornadas e iluminadas con gran gusto, ofrecen a los visitantes toda clase de productos: adornos navideños, objetos de artesanía, regalos, prendas de ropa y sobre todo una inmensa variedad de delicias gastronómicas entre las que destacan el clásico vino caliente (Glühwein), el pan de jengibre navideño el famoso pastel de frutas y nueces tradicional de Stuttgart, el Hutzelbrot.

La parte central del mercado se instala en la gran explanada frente al espectacular palacio renacentista de Altes Schloss. Allí encontramos una gran pista de hielo, un tren infantil que se interna en un bosquue de abetos y un escenario donde cada día se ofrecen actuaciones de coros que entonan los villancicos más populares. En Stuttgart vivirás la magia de la Navidad alemana en todo su esplendor.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .