Los mercados flotantes de Bangkok

La red de canales que se entretejen a lo largo del río Chao Praya en Bangkok hacen de la capital de Tailandia un lugar inusitadamente romántico, una Venecia en versión thai, exótica y fascinante. Y sin embargo, la evocadora imagen de las góndolas en el Gran Canal queda minimizada por la grandeza de los mercados flotantes que despliegan aquí su color y su magia.

La verdad es que hay muchos mercados flotantes en este país aunque los más famosos y espectaculares son los de Bangkok, que son algo más que una simple atracción turística: en ellos late el verdadero corazón de la ciudad. Este es el lugar al que debe acudir el viajero que desea tomar el pulso de la vida cotidiana de los tailandeses.

La visión es impresionante: cientos de pequeños barcos de madera cargados de frutas, flores y mi y un productos tripulados por mujeres vestidas de azul: el color oficial de las vendedoras. Eso es lo que nos espera en Bang Khu Wiang, al que se llega en barco (no podía ser de otro modo) desde el muelle de Chang, cerca del Palacio Real.

En el barrio chino de la ciudad tiene lugar todos los días el mercado de Saphan Lek, cerca del muelle de Rachawong. Allí hay de todo, aunque destaca por su oferta de productos de medicina tradicional china. El más céntrico es el de Taling Chan, que cuenta además con la ventaja de no estar tan lleno de turistas como los otros.

Pero aún más fascinante resulta la visita a Damnoen Saduak, el mercado flotante más famoso de Tailandia. Para visitarlo hay que salir de Bangkok y recorrer 100 kilómetros, aunque el esfuerzo vale la pena.

Viajando por Asia las palabras clave son , , .