El Camino de Santiago portugués

Cuando repasamos en una entrada anterior titulada Los “Caminos” de Santiago (en plural), ya referíamos que existía una vieja ruta de peregrinación a Compostela que discurría por tierras lusitanas. Es el Camino de Santiago portugués, que pasa por las ciudades de Lisboa, Coímbra y Oporto y que desde hace algunos años ha sido rescatado, volviendop a ser transitado como antaño, aunque más por turistas que por peregrinos.

Este camino está completamente señalizado desde la capital de Portugal hasta la frontera del Miño con las inconfundibles flechas amarillas y las icónicas vieiras amarillas sobre fondo azul, símbolo oficial de la ruta.

La última parada de la ruta portuguesa es la hermosa localidad amurallada de Valença de Minho. A partir de ahí restan aún 120 kilómetros, que discurren ya en tierra gallega.

Lo cierto es que la ruta es aún más larga, y así lo debió ser en épocas tardomedievales, aunque al sur de Lisboa, el Camino no está señalizado en su totalidad y buena parte del mismo coincide con el trazado de la no menos famosa Ruta Vicentina.

Estas son las etapas del Camino Portugués rumbo a Santiago de Compostela, por si te animas algún año a realizar la ruta descubriendo los magníficos paisajes del país vecino:

  1. Lisboa – Alhandra (33 km), pasando por Sacavém, Alpriate, Póvoa de Santa Iria y Alverca.
  2. Alhandra – Azambuja (24 km), a través de Vila Franca de Xira, Carregado y Vila Nova da Rainha.
  3. Azambuja – Santarém (32 km), visitando Reguengo, Valada, Porto de Muge y  Omnias.
  4. Santarém – Golegã (30,5 km), ruta que nos lleva por Vale Figueira, Pombalinho y Azinhaga, tierra natal de José Saramago.
  5. Golegã – Tomar (22 km), pasando por Quinta da Cardiga, Vila Nova da Barquinha, Atalaia, Grou, Asseiceira y Santa Cita.
Viajando por Europa las palabras clave son , .