Melbourne, uno de los mejores destinos de Australia

La fascinante y cosmopolita Sydney suele eclipsar al resto de grandes ciudades de Australia. Si viajas a la isla-continente no deberías caer en ese error y combinar tu visita a la ciudad con otras. Te sugerimos mirar un poco más hacia el sur y descubrir Melbourne.

Debido a su latitud esta ciudad tiene un clima algo más frío que el de Sydney aunque también cuenta con muchas más zonas verdes. Su casco antiguo (aunque en este país lo más antiguo tiene apenas 300 años) conserva toda la atmósfera de una ciudad victoriana. Algunos de los barrios son genuinamente europeos, otros en cambio son modernos y eclécticos. Una mezcla interesante.

El corazón de Melbourne es Federation Square, un espacio urbano de diseño extravagante rodeado por grandes centros comerciales y numerosos restaurantes. A medida que nos lejamos de ella las viejas mansiones dan paso a los grandes rascacielos, además de amplios y hermosos parques y jardines donde crecen plantas y árboles de todo el mundo.

Un lugar diferente y muy animado es Chinatown. Sus calles estrechas están llenas de restaurantes y supermercados orientales. También vale la pena salir del centro para disfrutar de un paseo por la orilla del Yarra River o visitar el Zoo de Melbourne, considerado como el mejor del país. Aquí las estrellas no son los canguros ni los koalas, sino los ornitorrincos.

Y desde luego ni se teocurra abandonar la ciudad sin visitar Philip Island, una isla que es parque natural protegido donde se pueden ver los pingüinos azules más pequeños del mundo. También allí se ubica el famoso circuito de Formula 1 donde se celebra cada año el Gran Premio de Australia.

Viajando por Oceanía las palabras clave son , .