Empuriabrava, una versión catalana de Venecia

No hay góndolas, pero sí canales de agua y casitas con su propio embarcadero. Y no está en Venecia, sino en España, en la Costa Brava catalana. Este bonito lugar se llama Empuriabrava, donde se encuentra una de las marinas residenciales más grandes del mundo con más de 40 kilónetros de canales navegables y miles de amarres para embarcaciones de todo tipo.

La presencia y el protagonismo del agua en Empuriabrava se debe a la existencia de un pantano en la zona, muchos años atrás. Con sus aguas fue sencillo inundar sus calles y convertirlas en canales.

Además de su originalidad y su inspiración veneciana, hay que decir que Empuriabrava es un destino turístico de alto nivel y un lugar realmente bonito. Lleno de  pequeñas casitas blancas de estilo mediterráneo, que reflejan su belleza en las quietas aguas de los canales, estampas marineras por doquier, puestas de sol inolvidables, una gran oferta de ocio nocturno… Desde luego, no es un mal lugar para pasar unas vacaciones.

Empuriabrava tiene también playa, una magnífica playa de arena de varios kilómetros de largo, y es por otro lado uno de los grandes destinos de viaje para los aficionados al paracaidismo. El centro de paracaidismo de Europa–Skydive Empuriabrava, ubicado a las afueras del pueblo, está considerado como uno de los mejores del mundo.

¿Cómo llegar a Empuriabrava, la Venecia catalana? Nada más sencillo. Viniendo desde Girona simplemente hay que tomar la AP-7 hacia el norte y, después de aproxmadamente una hora, tomar la salida hacia la costa, donde el nombre aparece ya en todas las señales.

 

Viajando por España las palabras clave son , , .