Crucero por los canales de Amsterdam

¿Hay mejor forma de descubrir la belleza de Amsterdam que a través de un crucero por sus bellos canales? Probablemente no. En la ciudad holandesa hay más de 150 canales y cerca de mil puentes que se fueron formando desde la fundación de la ciudad con la construcción de la presa en el Río Amstel, que atraviesa la ciudad.

Hace siglos estos paseos por los canales eran un lujo reservado a la nobleza y las clases pudientes; hoy en cambio disfrutan de esta aventura más de 3 millones de personas al año, casi todos ellos turistas. Hay un considerable número de compañías que operan estos cruceros, con distinta duración, temática y horario. Mucho donde elegir.

Algunas de estas embarcaciones funcionan como autobuses acuáticos de los cuales se puede subir y bajar en cada parada. Los cruceros turísticos de una hora de duración suelen costar entre 6 y 10 euros. Csi todos ellos ofrecen comentarios en varios idiomas, también en español, de los lugares y monumentos que se visitan.

Entre los sitios de interés que suelen visitarse están el Rijksmuseum, el Museo de Van Gogh y la Casa de Ana Frank, entre otros. Los principales embarcaderos se encuentran frente a la Centraal Station, al pie del Rijksmuseum, en Leidseplein y en la Casa de Ana Frank.

¿Cruceros gratis en Ámsterdam? Sí, también existen. Esta opción es ideal para los viajeros low cost, y todo gracias al Boat Club St. Nicolaas, una organización sin fines lucrativos que se dedica a restaurar botes antiguos y ofrecer sus servicios a los turistas de manera desisnteresada. Se puede pactar la ruta con el capitán y aunque no es obligatorio, es de buen gusto dejar una propina.

El ambiente en estos paseos es muy relajado y amigable, se permite subir comida y bebida al bote (y también cannabis, al fin y al cabo estamos en Amsterdam). EL punto de partida y llegada es siempre Leidseplein.

 

Viajando por Europa las palabras clave son , , .