El Museo Rodin de París

Muy cerca de los Invalides y de la Tour Eiffel se encentra uno de los museos más visitados y elegantes de París: el museo Rodin, ubicado en el antiguo hôtel Biron, un precioso palacete barroco del siglo XVIII.

No solo los admiradores de Auguste Rodin podrán disfrutar de la visita a este museo sino también los de Camille Claudel. Y no solo vamos a encontrar allí esculturas sino también dibujos, estampas, pinturas, cerámicas, fotografías y todo tipo de antigüedades. Hay además una capilla, inaugurada en el año 2005 después de dos años de renovación, que alberga una sala para las exposiciones temporales, una tienda y un auditorio.

En total, el museo posee alrededor de seis mil seiscientas obras escultóricas, entre las que destacan las famosas El Beso y El Escultor, las dos estatuas de Rodin mundialmente famosas que son los dos verdaderos iconos de este museo parisino.

Según explicó el propio Rodin, El pensador (Le Pemseur) pretendía originalmente representar a Dante frente a las Puertas del Infierno. Hizo un primer modelo de la escultura en yeso en 1880 pero la primera escultura a gran escala se culminó en 1902 y presentada en público en 1904.

En este caso el continente es tan valioso como el contenido. El edificio, construído en 1727 por el arquitecto Jean Aubert, está rodeado de un jardín de tres hectáreas donde se encuentran repartidas muchas de las estatuas más bellas del museo, ofreciendo al visitante un paseo inspirador.

Romántico, evocador, impresionante, relajante… Son muchos los adjetivs que se pueden aplicar a este museo cuya visita es altamente recomendable en un viaje a la capital francesa.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .