Isla Holbox, el secreto del Caribe mexicano

El Caribe mexicano cuenta con un destino que hasta hoy es un secreto muy bien guardado: la hermosa Isla Holbox, que ha logrado preservarse como un destino casi virgen, alejado del turismo de masas. Sigue conservando su aspecto de pequeño puerto de pescadores donde las calles no están asfaltadas y no hay grandes edificios, ni vehículos a motor, ni prisas.

La isla tiene sólo 40 kilómetros de largo y 1,5 de ancho y se halla muy cerca de la costa noroeste de la península de Yucatán. En realidad se halla conectada al continente (se puede acceder a ella por tierra), separada tan solo de él por una bella laguna de color azul turquesa, la Laguna Yalahau, muy poco profunda. Se llega fácilmente desde Cancún tras solo un par de horas en coche.

La pesca comparte aún hoy con el turismo el honor de ser la principal actividad de la isla. En sus costas habitan diversas especies como tiburones, barracudas, peces espada y por supuesto la sabrosa langosta caribeña.

Y es que aquí la Naturaleza es la reina. La isla se ubica dentro de los límites de la Reserva Natural Yum Balam, una de las regiones ecológicas más importantes del mundo que alberga una diversidad espectacular de ecosistemas.

No podemos irnos de Holbox sin probar la exquisita oferta gastronómica de Holbox, dominada por especialidades mexicanas e internacionales, en la cual destacan los sabrosos platos de pescado y mariscos. Hay muchos restaurantes típicos, todos ellos modestos y genuinos, donde probar esras maravillas.

Viajando por América las palabras clave son , , .