La ruta de las madrasas de Fez

Fez es una de las grandes capitales imperiales de Marruecos. Un destino donde todavía se respira la atmósfera y perviven los recuerdos de su pasado glorioso. Entre los muchos monumentos y edificios notables de la ciudad hay unos que reflejan mejor que ningún otro esta vieja esencia imperial: las antiguas madrasas, escuelas religiosas que brindan estudio y alojamiento a sus estudiantes musulmanes.

Así, la ruta de las madrasas de Fez ofrece una manera muy especial de descubrir los secretos de la medina de la ciudad y al mismo tiempo pasear por la historia de Marruecos más allá de los tópicos y los lugares comunes para los turistas.

La estrella de esta ruta es sin duda la gran madrasa de Karauin, hoy convertida en universidad, aunque la visita a las otras dos madrasas más importantes de Fez (Bou Inania y El Attarin) tampoco tiene desperdicio.

Karaouin, la principal mezquita de la ciudad en la actualidad, no fue solo un centro de instrucción religiosa sino un verdadero centro del saber donde se estudiaban materias esenciales como teología, gramática y derecho coránico. Es muy conocida por su alto y estilizado minarete construido en el siglo X gracias a la generosidad del Califa de Córdoba.

bou-inania

La madrasa Bou Inania es cuatro siglos más moderna. Fue levantada por el sultán Abu Inan Faris. De esta construcción destacan dos cosas: su gran riqueza ornamental y el hecho de que puede ser visitada por todo el mundo, también por los no musulmanes. De la misma época es la madrasa de El Attarin, situada muy cerca de la célebre Mezquita de Karauin y célebre por sus muros donde están talladas con gran maestría suras coránicas en madera y yeso.

Viajando por África las palabras clave son , , .