Las capitales imperiales de Marruecos

Para los viajeros españoles es relativamente cómodo y sencillo planear una escapada exótica y a la vez económica y cercana. Solo tienen que mirar hacia el sur y dejarse seducir por los encantos de un país fascinante: Marruecos.

Este país cuenta con una larga historia y un rico patrimonio natural y cultural, en definitiva una serie de ingredientes que lo convierten en un destino fabuloso y diverso, siempre interesante. Marruecos tiene muchas caras: largas playas, imponentes montañas, ciudades cautivadoras, magníficos desiertos… Sin embargo, si lo que queremos es llevarnos una impresión general del país nuestro primer viaje allí (que no será el último) debería ser el de la famosa Ruta de las Capitales Imperiales.

La ruta visita cuatro ciudades que en algún momento de la historia ostentaron la capitalidad del reino alauí. Cada una de ellas cuenta con su propia personalidad definida y ofrecen una experiencia única al viajero.

La primera de la lista es Rabat, la capital del país desde el año 1912. Aquí se encuentra Palacio Real y el espectacular Mausoleo de Mohammed V, además de otros monumentos. Es indispensable el paseo por la Medina y el zoco. En la ciudad antigua, rodeada de murallas y dominada por la silueta de la alcazaba, hay muchos lugares donde sentarse a tomar un té y dejar volar la imaginación.

images

Después conoceremos Marrakech, “la ciudad roja”, más pequeña y fácil de recorrer, que también fue capital del país en la época medieval. Su corazón se encuentra en la animada Plaza de Jemaa el Fnaa, alrededor de la cual encontramos el zoco, la Mezquita y el Alminar de la Koutoubia.

La ruta prosigue en Fez, la más antigua de las capitales de Marruecos y considerada también capital gastronómica del país. Desde allí tenemos además la posibilidad de realizar excursiones a los picos nevados del Atlas.

Y por último visitaremos Meknés, “la ciudad de los olivos” que fue capital de Marruecos durante la época del sultán Mulay Ismail y que tras sus murallas encierra el maravilloso oasis verde de los Jardines de los Sultanes.

Viajando por África las palabras clave son , , .