Castillo de la Mota, la gran fortaleza de Castilla

De todos los castillos y fortalezas medievales que salpican la vasta geografía de Castilla, hay uno que destaca por sus formas rotundas y sus grandes dimensiones: el Castillo de La Mota, en los alrededores de la localidad de Medina del Campo, Valladolid.

Construido en estilo mudéjar a mediados del siglo XV, fue utilizado como fortaleza, dada su ubicación excepcional que hicieron de él en su tiempo un gran centro estratégico militar. Con su planta trapezoide, asombra a los visitantes por sus altas y gruesas murallas que parecen hoy en día infranqueables. ¡Imagina cuál debía ser su aspecto en su época!

castillo-de-la-mota

La planta del Castillo de La Mota tiene forma trapezoide. Su entrada principal es espectacular, con un puente fijo que era originalmente levadizo, como debe ser. Al otro lado del mismo aparece un gran arco con dos torretas y el escudo real de los Reyes Católicos. El patio interior del castillo está delimitado por cuatro torres.

Este lugar inexpugnable fue la sede del archivo de la Corona de Castilla, bajo el reinado de Enrique IV. También hizo las veces de almacén de artillería y, dadas sus enormes dimensiones, contó siempre con una numerosa guarnición militar. Sus muros fueron escenario de batallas durante el alzamiento de los comuneros en el siglo XVI y también sirvió como prisión de personajes ilustres, entre ellos la mismísima Juana la Loca.

castillo-de-la-mota

Estos son solo algunos esbozos históricos que nos hacen entender que el Castillo de la Mota es una de las grandes fortalezas históricas de España. Y lo mejor de todo es que podemos visitarlo de forma totalmente gratuita. Si deseamos una visita solamente habrá que pagar 4 €.

Para encontrarlo tienes que dirigirte a Medina del Campo y simplemente cruzar el río Zapardiel para toparte con su enorme silueta.

Viajando por España las palabras clave son , .