La Sainte-Chapelle, maravilla gótica de París

En la Île de la Cité, la isla del Sena donde se encuentra el corazón de París y la inmortal Catedral de Notre Dame, hallamos una de las maravillas góticas más importantes de la capital de Francia: La Sainte-Chapelle, o Santa Capilla, un elegante y monumental rincón que refleja la cúspide de este estilo.

Construida en el siglo XIII por el rey Luis IX, que también ha pasado a la historia como San Luis, la Sainte-Chapelle fue acabada y consagrada en abril de 1248. Su función no era otra que convertirse en la capilla del antiguo y desaparecido palacio real y el lugar de custodia de las reliquias del Cristo y de la Virgen. Hoy se ubica en el interior del Palacio de Justicia.

sainte-chapelle

La Sainte-Chapelle se divide en dos partes: por una parte está la capilla baja, destinada a los sirvientes del palacio y donde se guardaban las reliquias (hoy en Notre Dame); en un nivel superior está la capilla alta, reservada solo al rey y su familia.

Una de las cosas más impresionantes que podemos ver allí son las espectaculares vidrieras, las más antiguas de París. Resulta difícil para el visitante no quedarse con la boca abierta al entrar en este lugar sagrado y dotado de una atmósfera tan mística y solemne que casi se puede tocar con las manos.

Así pues, los 8,50€ de la entrada valen la pena. Si además quieres aprovechar para recorrer las estancias de la Conciergerie el ticket te saldrá solo por 11€. Los menores de 18 años y los ciudadanos de la UE entre 18 y 25 años tienen entrada gratuita. sin embargo tienen entrada gratuita.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .