Los Everglades de Florida, el reino del caimán

El Parque Nacional de los Everglades es uno de los más famosos y espectaculares de Estados Unidos. Se encuentra en el extremo sur del estado de Florida: más de 6.000 kilómetros cuadrados de pantanos, humedales y el hogar de muchas especies que conforman un ecosistema único.

El único acceso por autopista es la carretera estatal 9336. Para los turistas es especialmente interesante la carretera federal 41 (también conocida como Tamiami Trail), que rodea todo el parque. De los muchos caminos que recorren el parque el más popular entre los visitantes es el Anhinga Trail. Las únicas construcciones en el interior del parque son los centros de visitantes y unos pocos edificios auxiliares.

jungle-erv-s-everglades

Todo el parque en su extensión está más o menos inundado por el agua, así que la única forma de conocer los Everglades en profundidad es a bordo de uno de los clásicos aerodeslizadores (esas extrañas lanchas que funcionan con un gran ventilador en la parte posterior) y que hacen las delicias de los turistas.

Con este vehículo tan especial podremos recorrer los humedales a toda velocidad en busca de cocodrilos, caimanes y otros temibles reptiles que habitan en estas aguas, aunque no hay ningún peligro: las excursiones se realizan por rutas seguras y los cuidadores y guardianes del parque siempre están alerta ante cualquier incidencia. La experiencia es impresionante: nadie debería viajar a Florida sin pasar un día en los Everglades.

everglades florida obama

Eso sí, hay tres cosas que no debemos olvidar llevar a los Everglades: loción anti mosquitos, crema para el sol y un buen sombrero para cubrirnos la cabeza. El calor, la humedad y los insectos son una constante en cualquier época del año.

Viajando por América las palabras clave son , , .