Florencia: las visitas imprescindibles

En un pasado post estuvimos repasando las visitas imprescindibles en la Toscana para cualquier viajero. Ahora toca centrarnos en una de las etapas estrellas de ese viaje maravilloso: Florencia, la cuna del Renacimiento, una especie de gran museo al aire libre en el que perderse y vivir una experiencia única.

Siempre con cuidado de no sufrir el llamado “síndrome de Stendhal”, vale la pena dedicar un viaje a una de las ciudades más bellas de Italia y del mundo. Y allí, para no perderte nada y vivir una experiencia única, te hemos seleccionado las visitas imprescindibles:

panoramica-florencia-1

Empezamos nuestro tour en la Piazza del Duomo, en la que se encuentran tres de los más espectaculares edificios de la ciudad: la Catedral, el Campanile de Giotto y el Battistero di San Giovanni, todos ellos luciendo el mismo tipo de decoración en sus fachadas, con mármoles blancos, verdes y rojos. Para quedarse con la boca abierta.

Desde allí, hacia la orilla del Arno, se abre ante nuestros ojos la Galleria degli Uffizi, el majestuoso museo que contiene inmortales obras de arte como el Nacimiento de Venus, de Botticelli. Ya junto al río, hay que cruzar al otro lado por el Ponte Vecchio, el viejo puente cubierto lleno de joyerías que es la estampa más famosa de la capital toscana.

Otras visitas interesantes en la ciudad son la Galleria dell’Accademia, el otro gran museo florentino, donde se encuentra el célebre David de Miguel Ángel, el Mercato del Porcellino, (mercado del jabalí), lleno de colores y olores, o el Museo Galileo, dedicado a la historia de la ciencia.

florencia

Dedica tiempo también para los palacios renacentistas que salpican todo el centro de la ciudad, en especial el Palazzo Vecchio en la Piazza della Signoria, y el Palazzo Pitti y los jardines de Boboli, huella viva de la gloria de los Médici.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .