Los mejores (y los peores) turistas del mundo

Un conocido buscador de vuelos acaba de publicar una interesante encuesta sobre cuáles son los mejores y los peores turistas del mundo, clasificados por nacionalidades. Para averiguarlo han preguntado a directores, recepcionistas y empleados de hoteles de todo el mundo, que han valorado a los turistas alojados en sus establecimientos durante este verano. El resultado ha sido de lo más inbteresante:

Los mejores turistas son…

Los japoneses, con mucha diferencia, porque son los más educados y disciplinados. No es un tópico: los ciudadanos del país del sol naciente son ante todo ordenados, silenciosos y los que presentan menos quejas. Además figuran entre los que más gastan en los hotelesy los que más se interesan mucho por la cultura local.

Turistas japoneses

También se consideran “buenos turistas” a los viajeros procedentes de países escandinavos (daneses, suecos, noruegos…), educados y humildes, seguidos de los australianos, que son muy curiosos y alegres, propensos a adaptarse sin problemas a las costumbres del país que visitan. También son famosos por dejar buenas propinas, ¡lo cual también es importante!

Los alemanes son considerados como bastante educados y poco conflictivos, pero sobre todo muy fieles a la hora de repetir destino si disfrutan de la primera experiencia. por eso vuelven a Mallorca año tras año.

3336-620-282

Los peores turistas

No es una sorpresa que en el mundo del turismo y los viajes se considere a los británicos como los peores turistas de todos. Para empezar, no hablan otros idiomas que no sea el suyo (ni se esfuerzan), tampoco son propensos disfrutar con las comidas y bebidas locales, beben demasiado alcohol  yson los que peor visten. Se trata de generalizaciones, pero en ellas hay algo de verdad.

Tampoco quedan muy bien parados en este ranking los franceses, que tienen la mala fama de ser algo arrogantes y tacaños, aunque sí  se interesan por la cultura y la gastronomía del destino que visitan. Rusos (malos modales), chinos (defectos de higiene) y estadounidenses (ignorantes  y arrogantes) están también en la lista de malos turistas.

Los españoles también entramos en la categoría de malos turistas. Nuestros defectos son, en resumen, que somos ruidosos, maleducados, tacaños con las propinas, desordenados en las habitaciones y muy amigos de llevarnos “recuerdos” de los hoteles. ¿Te ves reflejado en este retrato?

Viajando por España las palabras clave son , , .