Baikal, el lago más profundo del mundo

El lago Baikal (o Bai-Kul en lengua tártara) es conocido con uchos y variados nombres como “el ojo azul de Siberia” o “la Perla de Asia”, pero para impresionar al viajero no hay mejor forma de definirlo que esta: el lago más profundo del mundo, con más de 1.600 metros de profundidad.

Tiene forma de media luna y alcanza una longitud de 636 kilómetros. No es cosa de broma, pues se trata de  la  quinta parte del agua dulce del planeta, agua tan pura y cristalina que los buceadores pueden ver hasta 50 metros de profundidad. Eso sí, para admirar su belleza hay que viajar hasta las profundidades de Siberia, en la inmensidad de la Rusia asiática.

Si además viajas allí en invierno podrás presenciar el espectáculo del lago congelado. Ante tus ojos, una colosal pista de hielo que parece no tener fin.

El Oro del Zar

Hay una historia curiosa, que se mece entre la leyenda y la realidad, que añade aún más atractivo a este lago: la del Oro del Zar. Mucho shistoriadores afirman que unas 1.600 toneladas de oro yacen en el fondo del lago Baikal. ¿Cómo fue aparar allí?

Tenemos que remontarnos a los años de la terrible guerra civil que se desató en Rusia entre bolcheviques y zaristas a raíz de la Revolución de 1917. Un tren procedente de San Petersburgo cargado de oro huía de los soviéticos hacia el Este, pero tras sufrir un espectacular accidente, todos los vagones se precipitaron a las gélidas aguas del lago.

Han pasado casi cien años y aun no se ha podido recuperar ni un gramo de aquel preciado cargamento. Dicen que el gobierno ruso destina muchos esfuerzos a localizar el lugar donde cayó el tren, si es que es eso realmente lo que ocurrió. En todo caso, si el tesoro ha sido hallado, nada se ha dicho a la prensa.

Viajando por Asia las palabras clave son , .