Jardines y monstruos en Europa

Los jardines suelen ser lugares deliciosos y relajantes, paseos perfectos para el cuerpo y el alma, pero no siempre es así. Para demostrarlo os traemos hoy dos lugares siniestros y fascinantes a la vez. Uno de ellos en Italia y otro en la República Checa. Jardines y monstruos.

Empezamos por los bosques de Bohemia, donde se ocultan dos inquietantes cabezas gigantes en mitad del bosque que rodea la aldea de Zelizy. Se trata de las Cabezas del Diablo (Certovy Hlavy), dos enormes rostros demoníacos tallados en la piedra viva que nos observan con los ojos vacíos.

o-VACLAV-LEVY-570

Estos «monstruos» fueron creados por el artista checo Vaclav Levy a mediados del siglo XIX. Miden 10 metros de altura  y, aunque hoy padecen los estragos del tiempo y el clima, no han perdido ni un gramo de su capacidad de asombrar e inquietar a sus visitantes.

Más al sur, en el centro de Italia, encontramos otro lugar lleno de misterio y una cierta elegancia decadente: los Jardines de Bomarzo. Se trata de la finca privada del conde Orsini que más o menos durante la misma época que Levy decidió construir cerca de Viterbo, en el Lazio, un deslumbrante jardín en su finca familiar.

bomarzo

El aristócrata mandó tallar grandes rocas volcánicas en forma de monstruos y figuras fantásticas, terribles criaturas que surgen repentinamente de la espesa vegetación para sorprender al visitante: gigantes y enanos, elefantes y tortugas colosales, sátiros, górgonas, arpías, ogros…

Ninguno de estos bosques transmite paz o relax, pero su visita no deja a nadie indiferente. Una experiencia que jamás olvidarás.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , , .