Las iglesias de piedra de Lalibela

En el remoto, montañoso e inaccesible interior de Etiopía se encuentra la ciudad de Lalibela, a unos 645 kilómetros de distancia de la capital Addis Abeba. En este rincón del mundo se encuentra uno de los lugares más alucinantes de África: las once iglesias de piedra construidas en la época medieval, excavadas en la roca viva.

Las iglesias fueron levantadas en el siglo XII por orden del rey Lalibela, quien trató de recrear una nueva Jerusalén cuando la conquista musulmana interrumpió el flujo de peregrinos cristianos a Tierra Santa.

churches-lalibela-1[2]

Estas impresionantes iglesias se dividen en dos grandes grupos: uno representa a la Jerusalén terrenal  y el otro a la celestial. Entre ambas, una profunda zanja de 25 metros de profundidad que representa el curso del río Jordán.

Lo más espectacular de todo es que estas iglesias no fueron construidas con ladrillos o bloques de piedra sino que fueron talladas en un solo bloque de roca sólida. Un increíble trabajo hecho con maestría e imaginación en el que se dibujaron puertas, ventanas, columnas, pisos y techos. La gigantesca obra se completó con un extenso sistema de canales de drenaje, zanjas y pasillos secretos que dan acceso a cuevas de ermitaños y catacumbas.

churches-lalibela-7[2]

La más espectacular de las iglesias de Lalibela es la de Giyorgis (San Jorge), un cubo perfecto tallado en forma de cruz que reposa en el fondo de un agujero de 15 metros de profundidad. Sus interiores están decorados con pinturas murales. Todo este conjunto forma parte del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO .

Viajando por África las palabras clave son , , .