El Buda esmeralda de Tailandia

Una de las visitas más impresionantes en tu viaje a Bangkok, Tailandia, es la del Buda Esmeralda, una pequeña estatua hallada en el año 1434 que desde entonces es considerada por los tailandeses como un preciado tesoro que debe ser protegido con delicadeza y tratada con sumo respeto. Tanto es así que solo el Rey de Tailandia puede tocarla.

Es sabido que el budismo está muy extendido por la mayor parte de países del Lejano Oriente y miles de estatuas con la imagen de Buda son veneradas en numerosos santuarios y monasterios. La del Buda Esmeralda, que se exhibe desde hace mucho tiempo en una sala del complejo palacial de Wat Phra Kaew, en la capital del país, es tal vez uno de lso ejemplos más bellos.

emeraldbud

Este templo fue construido por el rey Rama I con el único objetivo de albergar esta imagen sagrada. Si lo visitas, tendrás que conformarte con admirar al Buda Esmeralda desde la distancia. Y es que nadie, salvo el rey los sacerdotes, puede acercarse a la estatua, y éstos solo lo hacen tres veces al año para vestir a la imagen, de acuerdo a la estación del año, un acto que es seguido por los devotos tailandeses cada año: al llegar el verano, al principio del invierno y con la llegada de la época de las lluvias.

Numerosas leyendas rodean la historia de esta imagen. Una de ellas dice que un rayo cayó sobre un templo, dejando al descubierto una pequeña imagen de jade de color verde brillante oculta bajo una capa externa de estuco.

00_0G_77_The-Garuda-at-the-Emerald-Buddha-Temple-Bangkok-Thailand-large

Al parecer, unos sacerdotes la escondieron allí para ocultarla de los ladrones. Hoy por fortuna  no hace falta esconder su valor ni su brillo, que todo el mundo puede admirar, aunque desde lejos. Tocarla estatua se castiga con multas y castigos, de los que no se libran ni siquiera los turistas.

Viajando por Asia las palabras clave son , , .