El espectáculo de los campos de tulipanes en Holanda

Todos sabemos que Holanda es la tierra de los tulipanes aunque también se cultivan en sus campos muchas otras flores, lo que convierte un viaje por este país, especialmente en primavera, en un espectáculo fabuloso.

Sin embargo, a ras de suelo es difícil a veces hacerse una idea de la extensión y la belleza de estos inmensos cultivos. Desde el aire la perspectiva es diferente y, tal como muestran las imágenes que acompañan este post, parece como si un gigante hubiera pintado los campos con un pincel colosal y una paleta en la que no falta ningún color. Es el trabajo del fotógrafo francés Normann Szkop surcando los cielos del norte del país a bordo de una avioneta Cesna.

tulip-field-0[2]

Toda la región que se sitúa entre las ciudades Amsterdam y La Haya se convierte cada primavera en un espectacular arco iris. En estos campos se cultivan millones de flores que serán exportadas a todo el mundo.

La reina indiscutible de estas flores es el tulipán, convertido ya en un símbolo de los Países Bajos. De hecho, muchos turistas visitan el país sólo para disfrutar de sus colores brillantes y de la impresionante visión de estos campos. Casi todos compran una o varias bolsitas con bulbos para plantar en sus casas y jardines y tener así un bello recuerdo de su viaje holandés.

tulip-field-7[2]

tulip-field-8[6]

Desde el festival de belleza y colores que cada primavera tiene lugar en Keukenhof, cerca de la ciudad de Lisse, hasta el ajetreado y encantador Mercado de las Flores junto a los canales de Amsterdam, la presencia de las flores es una constante en Holanda. Para saber más sobre esta historia de amor entre este país y las flores puedes consultar anteriores posts:

Viajando por Europa las palabras clave son , , .