Phoenix Park, un oasis verde en Dublin

Phoenix Park es el corazón verde de Dublín, la capital de la verde Irlanda. Se trata de un inmenso parque de más de 700 hectáreas de extensión. Es, de hecho, el parque urbano más grande de Europa. Ideal para tomarse un respiro en esta bulliciosa y siempre trepidante ciudad.

En sus orígenes, este parque era en realidad un  gran coto de caza de ciervos a las afueras de la ciudad medieval. Es por esta razón que todavía se puede ver a estos animales pastando tranquilamente en sus bosques. En 1745 fue remodelado y se permitió el acceso al público, que desde entonces lo elige como lugar de descanso, escenario para practicar deportes o disfrutar de un tranquilo picnic.

Phoenix-Park-Peoples-Garden-1

Un paseo por Phoenix Park puede ser muy largo. Resulta casi imposible recorrerlo en su totalidad solo en un día. Para no perderte nada, acepta este consejo: alquila una bicicleta en alguno de los puestos que se encuentran en las principales entradas del parque y lánzate con ella a visitar sus lugares más emblemáticos, empezando por la Columna de Phoenix, que da nombre al parque, una pequeña columna coronada por una escultura de la mítica Ave Fénix.

También  merece la pena ver la Papal Cross, una gran cruz situada en el lugar en el que el Papa celebró una misa ante un millón de fieles en 1979. Y es que Irlanda es un país de ferviente Fe católica.

phoenix-park

También en este fantástico parque se ubica el Zoo de Dublín, uno de los zoológicos más antiguos del mundo, ya que fue inaugurado en 1830. Un lugar que sin duda hay que visitar si viajamos a la capital irlandesa con niños.

Antes de abandonar Phoenix Park y volver a sumergirse en las calles animadas y truidosas de Dblín hay que detenerse frente al Áras an Uachtaráin, un gran edificio que alberga la residencia oficial del presidente de Irlanda.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .