Frankfurt, la ciudad del dinero

Es una de las mayores ciudades de Alemania y sin lugar a dudas la capital financiera del país. Por eso Frankfurt es también conocida como “la ciudad del dinero”, famosa por la Bolsa, los altos rascacielos de su distrito financiero y por albergar la sede del Banco Central Europeo.

Sin embargo, Frankfurt tiene otra cara más tradicional y encantadora que resulta especialmente agradable a los turistas y una vasta oferta cultural, ya que aquí se encuentran algunos de los mejores museos alemanes, como el Museo de Arte Moderno de Frankfurt, el Instituto de Arte y Galería Municipal Städel y su inmensa colección pictórica y, cómo no mencionarlo, el Goethe-Museum y la casa donde vivió el padre de las letras germanas, genio del Romanticismo.

Frankfurt-Roemerplatz

En el casco histórico, devastado por los bombardeos de la II Guerra Mundial pero magníficamente reconstruido, destacan la silueta del Römer, antiguo ayuntamiento de la ciudad y la de las torres de la Paulskirche, la iglesia más importante de la ciudad. No olvides hacer una parada en alguna de sus tabernas para probar el Apfelwein, la sidra típica de la región de Hesse.

En la zona moderna está el Maintower (Torre del Meno), un rascacielos de 200 metros de altura que dispone de un observatorio en la azotea y que hasta la inauguración del Shard de Londres fue el edificio más alto de la Unión Europea, y la Europaturm, otra impresionante torre de comunicaciones.

Frankfurt1 570x333

Una visita muy recomendada, en especial si se viaja con niños, es la del Zoológico de Frankfurt, uno de los más importantes del mundo, y para relajarse, un paseo por el Palmengarten (Jardín de las Palmeras) donde podemos asombrarnos ante su colección de pájaros exóticos.

Viajando por Europa las palabras clave son , .